Fur


 

 

Hay prendas que basta con verlas por primera vez para enamorarse, y no sólo eso, en menos de dos minutos has ideado más de diez looks con ellas en tú mente, es entonces cuando sabes que has de llevarla contigo a casa, cueste lo que cueste (siempre dentro de unos límites claro jajaj)

La historia con esta chaqueta fue tal que así, la vi en el Instagram Oficial de Amichi y al día siguiente me vi en la obligación de ir a la tienda para verla en directo… bueno y creo que ya sabéis todos como acabó la historia… A pesar de que últimamente no pueda tomarme todas las fotos que me gustasen, doy fe que me he puesto este abrigo en muchísimas ocasiones, me encanta su corte, su tacto, sus colores y su versatilidad por lo cual es otro compañero que se une a mis múltiples fondos de armario.

En esta ocasión opté por un look cómodo, de esos que tanto me gustan para el día a día, informales pero a la vez con un toque clásico. Aproveche las buenas temperaturas para estrenar este blusón tan ideal que me temo que no dejará de acompañarme a lo largo de la primavera, además de ser super ponible tiene un precio mini que le hace aún más irresistible si cabe!! Los botines, otros de mis inseparables que aún no os había podido enseñar y eso que llevan acompañándome también todo el invierno, a parte del color su corte clásico me tiene totalmente enamorada.

El resultado personalmente me encanta, es uno de esos outfits que me pondría a diario ¿qué os parece?

Blusa // blouse    aquí/here

Abrigo // coat    Amichi  aquí/here

Bolso // bag    Gucci

Pantalones // pants    Zara

Botines // booties    Massimo Dutti

Gafas // sunnies    Prada

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.